Logrando un punto de aislamiento con la instalación de reconectadores

comunicado de prensa

septiembre 2018
Un reconectador OSM NOJA Power, con seccionalizadores en línea para un aislamiento de un punto de trabajo durante el mantenimiento de la red - Instalado en Australia

Un reconectador OSM NOJA Power, con seccionalizadores en línea para un aislamiento de un punto de trabajo durante el mantenimiento de la red - Instalado en Australia

En un clima de evolución continua de la red, la filosofía de la Red de distribución está cambiando en todo el mundo. El impacto del flujo de potencia complejo de la distribución de energías renovables y las expectativas de confiabilidad de los clientes, están causando un cambio significativo en las políticas y procedimientos que los proveedores de servicios de la red de distribución (DNSPs) han implementado para una operación efectiva. Los modelos de redes tradicionales donde los equipos de protección activos se mantenían dentro de la subestación; dejando solo seccionalizadores e interruptores bajo carga fuera de la subestación, están perdiendo importancia, debido a que la naturaleza de los recursos energéticos distribuidos requiere mayor ingenio para estar más cerca del cliente.


 

Enfoque de red tradicional Enfoque de red moderno

Protección en la subestación, seccionalizadores e interruptores bajo carga en los alimentadores

Reemplazar seccionalizadores e interruptores bajo carga con reconectadores controlados a distancia

Fusibles en líneas laterales

Reemplace fusibles con reconectadores en líneas laterales

Comunicaciones limitadas para los dispositivos de campo fuera de la subestación

Comunicaciones con dispositivos de campo casi en un 100%



La protección y el control fuera de la subestación no son menos importante que la protección principal del sistema. Los activos inteligentes distribuidos, como los reconectadores automáticos, se están volviendo más comunes, proporcionando una mayor confiabilidad de las fuentes de alimentación y eliminando los cortes en el suministro, asociados al uso de seccionalizadores tradicionales. Con la convergencia del precio entre estas dos clases de activos de distribución, surge la necesidad de cambiar las prácticas de trabajo.

Los seccionalizadores son típicamente dispositivos de conmutación automática que no tienen la capacidad de interrumpir corrientes de falla. Están diseñados para detectar fallas pasajeras y luego abrir operando el interruptor de circuito aguas arriba. Esto proporciona aislamiento del segmento del alimentador fallido, pero a costas de la desconexión todo el circuito de alimentación.

Los reconectadores OSM NOJA Power dispositivos automáticos, pero pertenecen a la clase de interruptores automáticos de corto circuito, proporcionando capacidad de interrupción de fallas en la red. Su clasificación de protección es establecida para actuar antes de la subestación, lo que permite que el reconectador aumente la confiabilidad en el lado del alimentador a través de la limitación del impacto de los cortes de falla.

Hay dos razones principales por las que los Seccionalizadores y los Interruptores bajo carga permanecen en uso en las redes de distribución, pero estas motivaciones se están erosionando rápidamente y en toda América del Norte, el Reino Unido y la región de Australia Pacífico, la transición ya fue realizada. Estas razones son el gasto de capital y el aislamiento del punto de trabajo.

El gasto de capital es simple; Los reconectadores tradicionalmente tenían un precio más alto que los seccionalizadores de control remoto equivalentes, pero las técnicas modernas de fabricación han prácticamente eliminado esta diferencia de tal manera que, el precio es efectivamente igual. Con el problema del gasto de capital mitigado, el problema restante es el aislamiento del punto de trabajo.

Los Reconectadores modernos típicamente implementan los Interruptores de Vacío como su tecnología operativa principal. Esto permite una capacidad significativa de interrupción de fallas en un área operativa muy pequeña. Sin embargo, los interruptores de vacío no están clasificados como puntos de aislamiento ya que su nivel de aislamiento básico (BIL) está por debajo de los requisitos para el punto de trabajo que requiere ser aislado. Durante la operación de protección normal, esto no tiene ninguna consecuencia, pero para el mantenimiento de la línea y el contacto físico con el equipo, se requiere un mayor aislamiento. La solución es notablemente simple y ampliamente implementada en territorios con activos de protección distribuidos.

Para agregar un punto de aislamiento funcional a una instalación de Reconectador, la respuesta es tan simple como agregar un conjunto de seccionadores sin carga. Estos dispositivos comercializados son una fracción del costo de instalación y proporcionan el punto de aislamiento requerido para cualquier trabajo de campo. Cuando un operador necesita realizar trabajos en la línea, se abre el Reconectador, ya sea local o remotamente. Luego, el operador utiliza una pértiga de operación en HV para abrir los aisladores mientras está descargado, proporcionando un punto visible de aislamiento. Los sensores a bordo de los Reconectadores proporcionan una garantía adicional del estado de la red, lo que permite a los operadores ver la tensión en el lado aislado del dispositivo, verificando la seguridad de las líneas para el funcionamiento.

"Se está volviendo muy común eliminar el uso de seccionalizadores e interruptores bajo carga y simplemente instalar, en alimentadores aéreos, reconectadores en serie con dispositivos de desconexión en condiciones de no-carga para proporcionar aislamiento visible cuando es necesario", dice el Director Ejecutivo del Grupo NOJA Power, Neil O'Sullivan. Múltiples reconectadores en serie en alimentadores, claramente requieren coordinación de protecciones. No obstante, con los modernos dispositivos electrónicos basados en microprocesadores se puede ajustar su operación hasta 100 ms entre ellos permitiendo hasta 8 dispositivos en alimentadores extensos y aun así permitiendo que las protecciones de la subestación de zona asociada operen en un segundo.

Los reconectadores OSM NOJA Power se han implementado en 87 países en todo el mundo. Los avanzados sensores embebidos y las capacidades de protección inigualables hacen que las unidades sean una solución fácil para conexiones renovables, confiabilidad de la red o simplemente protección y automatización de los circuitos de alimentación. Para obtener más información, visite www.nojapower.com.br o póngase en contacto con su distribuidor local NOJA Power.