Los reconectadores automáticos NOJA Power facultan a las empresas distribuidoras eléctricas a enfrentarse con la demanda de energía del vehículo eléctrico del futuro

La recarga del vehículo eléctrico colocará carga adicional en una red de distribución eléctrica que ya esté en apuros de afrontar las demandas en horas de punta. Las inversiones en tecnología en las redes eléctricas inteligentes capacitarán a los proveedores de energía a enfrentar requerimientos futuros para mejorar la flexibilidad de la red y la fácil conexión de fuentes renovables.

 Mitsubishi i-MiEV es una opción popular de VE moderno

Mitsubishi i-MiEV es una opción popular de VE moderno

Hoy, los ingenieros eléctricos de NOJA Power Switchgear destacan la necesidad de introducir tecnologías a la red eléctrica inteligente para mejorar la flexibilidad de la red de distribución eléctrica y facilitar la conexión de los recursos diversificados de energía renovable, y así ayudar a las empresas de servicio a enfrentar la demanda futura de vehículos eléctricos (EV).

EVs usan motores eléctricos para la propulsión accionados por montajes de baterías que son recargadas enchufándolas al suministro eléctrico. En cuatro años desde el 2008, se han vendido 27.000 EVs en los Estados Unidos, y desde el 2009, 29.000 en Japón y 27.800 en China. Estas partidas incluyen autos populares tales como el Nissan Leaf, Tesla Model S y Mitsubishi i-MiEV. Las partidas de EV continuarán creciendo de la misma forma que el rango se incremente, los precios caerán. En el 2011 el presidente de los Estados Unidos Barack Obama expresó el ambicioso objetivo de poner un millón de EVs en las calles de los Estados Unidos para el 2015[1]. El Reino Unido está aspirando por 1.7 millones de EVs para el 2020 para afrontar las metas de reducción de las emisiones de carbón, y expertos en la industria predicen un millón en las autopistas australianas para el 2022.

En el 2012, las empresas de servicio australianas generaron 227 TWh de electricidad, o alrededor de 622 GWh por día [2]. Una partida de un millón de EVs requerirá de un 5 por ciento adicional de este total diario para recargar sus baterías. Al igual que muchos sistemas nacionales, la red eléctrica inteligente tiene una muy pequeña capacidad extra para horas de demanda pico tales como días de verano calurosos cuando todos los consumidores encienden al mismo tiempo su aire acondicionado.

Las redes eléctricas inteligentes son una nueva y más inteligente forma de suministrar electricidad combinando computarización, comunicaciones digitales, sensado y medición de la red eléctrica para crear una red interactiva y bidireccional que incite más al uso de fuentes de energía renovable. Las redes eléctricas inteligentes equipadas con reconectadores de circuito automático (ACRs) permiten la conexión de fuentes de energía renovables tales como solar, viento, geotérmica, ondas y mareas. Una gran instalación base de fuentes de energía renovables sería necesaria para asegurar que los EVs cumplan con la promesa de motores libres de carbón.

“Yo puedo imaginar un escenario donde en un día de calor en Queensland, Australia, en un futuro cercano, un estacionamiento de autos de un centro comercial esté albergando a mil EVs, todos éstos buscando una recarga rápida antes de retornar a casa,” explica Neil O’Sullivan, Director General de NOJA Power. “Los puntos comerciales de carga probablemente ofrezcan 415 voltios/32 amperes en energía trifásica permitiendo a cada EV recibir hasta 13.2 kilowatts. Esto es 13.2 megawatts solamente para un estacionamiento de autos y además estos vehículos podrían estar cargando energía quizás por una o dos horas.

“Hay tres millones de vehículos en Queensland. Si, por ejemplo, en un futuro cercano, el diez por ciento de esto son EVs y un cuarto de estos EVs están siendo simultáneamente cargados rápidamente a través de la empresa de servicio pública, ésta podría ver casi 1000 megawatts de demanda adicional,” dice O’Sullivan. “La demanda pico vista en Queensland sería alrededor de 8900 megawatts, así un adicional de 1000 megawatts es claramente suficiente para que la demanda en punta de la red eléctrica esté por encima del límite, si esto ocurriese a la hora equivocada. Para evitar este escenario, los enfoques deberán estar creados para mejorar la capacidad de la red por medio de la inversión en tecnologías de redes eléctricas inteligentes.

“Los ACRs son fundamentales para construir los bloques de las redes eléctricas inteligentes,” añade O’Sullivan. “La habilidad de los reconectadores de ayudar a las empresas de servicio a armonizar cuidadosamente el suministro y demanda, de manera rápida de cambiar a fuentes de energía renovables, y la protección de la red eléctrica es esencial si la demanda adicional futura de los EVs está presente.”

Las unidades de OSM NOJA Power para rangos de media tensión (15, 27 y 38 kV) de ACRs (ver “Acerca de rangos de OSM NOJA Power” debajo) han sido instaladas por empresas de servicio en más de 80 países alrededor del mundo. Los ACRs han sido sometidos a completas pruebas tipo por laboratorios de prueba independientes, tales como KEMA en los Países Bajos, con los más recientes estándares. Los ACRs de NOJA Power utilizan dieléctricos sólidos, reemplazando el aceite no ecológico o el gas de sulfuro hexafluorado (SF6) de los productos más antiguos.

Referencias:1. “Un Millón de Vehículos Eléctricos para el 2015 – “Reporte de Estado de Febrero del 2011”, Departamento de Energía de los Estados Unidos.2. “Clave IEA para Estadísticas de Energía Mundial”, 2011.